ha sido agregado a tu carrito.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a mejorar su nivel de inglés?

Hace pocos días, entrevisté a un joven que quería hacer unas prácticas en el extranjero y ante la pregunta ¿qué nivel de inglés tienes? respondió “En el CV he puesto un B1 porque mi profesor ha dicho que como tengo el bachillerato, es el nivel que tengo que ponerDe acuerdo, contesté. Es decir, tienes la capacidad de entender y comunicar con una cierta fluidez ¿Lo he entendido bien?. A lo que él respondió, no, en realidad mi inglés es bastante flojo, siempre ha sido mi asignatura pendiente.

Sin duda este fragmento podría dar pie a innumerables debates, pero en este post quisiera concentrarme en el tema del inglés. Mi pregunta es ¿cómo es posible que después de más de 10 años estudiando inglés la respuesta siga siendo: nivel de inglés, insuficiente?. Lamentablemente esta situación no es aislada y lo peor de todo es que creo que seguimos cometiendo los mismos errores.

Entonces, ¿Cómo podemos revertir la situación? ¿Qué podemos hacer para mejorar nuestro nivel de inglés o ayudar a nuestros hijos a mejorar el suyo? Desde luego, la respuesta no es fácil pero a continuación os aporto algunas pautas:

  • Inmersión en inglés – para aprender inglés no sólo hace falta ir a clase o reforzarlo con extraescolares. Hoy en día, con internet, youtube, las smart TV … no tenemos excusas para ver y leer todo lo posible en inglés. Algunos niños al principio se revelan cuando sus padres les ponen los dibujos en inglés pero podemos ir creando el hábito desde pequeños. Por ejemplo mis hijas saben que nuestra tele está “rota” y sólo se ven los dibujos en inglés. Con el tiempo ya lo han asimilado y ni siquiera se lo cuestionan. Además, no soy particularmente amiga de que los niños vean la tele pero a veces es inevitable y por lo menos ahora cuando ven los dibujos estoy más tranquila porque sé que por lo menos están haciendo oído.
  • El aprendizaje es más eficaz si te diviertes con él. Esto nos pasa en todos los campos. Por ejemplo a mi no me gusta hacer abdominales pero hay alternativas a la gimnasia tradicional  como puede ser una clase de zumba, en la que también se trabajan estos músculos. Con el inglés pasa lo mismo y desde pequeños hay que intentar crear una relación positiva con el inglés.
  • Cuanto antes empecemos, mejor. Lo ideal es que nuestros hijos se familiaricen con otros idiomas cuanto antes y desde la cotidianidad. Ahora hay guarderías, comedores, ludotecas, campamentos urbanos, campamentos internacionales en inglés etc. Hay que aprovecharlo al máximo para que nuestros hijos entiendan rápidamente la utilidad, además de que tiene innumerables beneficios a nivel cognitivo y de desarrollo.
  • El inglés no es una asignatura – es una herramienta de comunicación, pero como todas las herramientas, únicamente aprenderemos o recordaremos cómo se usan si entendemos para qué sirven. Por eso debemos aprovechar todas las oportunidades para utilizar y practicar con nuestra “herramienta” y lo ideal es estar en un ambiente de inmersión lingüística en el que lo debemos utilizar. Ahora existen muchas más opciones: tandem lingüísticos, excursiones y campamentos en inglés, intercambios europeos y por supuesto, estancias en el extranjero.
  • Superar la vergüenza de hablar en inglés. ¿A qué tenemos miedo? ¿Qué es lo peor que podría pasar? Seguro que alguna vez habéis conocido a alguien extranjero que con un nivel bajísimo del idioma intentaba por todos los medios comunicarse. ¿a que no os habéis reído de él? Por el contrario apreciamos el esfuerzo por aprender nuestro idioma y lo valoramos. A ellos les pasa exactamente lo mismo, por eso debemos soltarnos y hablar, aunque la frase no sea correcta. Lo importante es hacerse entender y evitar que el miedo nos bloquee.
  • Constancia – es un tópico, lo sé, pero es así. Muchas veces he pasado por la pista de hielo y me he quedado con la boca abierta viendo a los patinadores. Decidí intentarlo y el primer día a mala pena conseguí estar de pie y volví a casa con moratones en la rodilla. Al día siguiente regresé con rodilleras y por lo menos conseguí estar erguida. Poco a poco vas mejorando pero está claro que en el momento en el que dejas de practicar, muchas cosas se olvidan. Eso sí, como se suele decir en el deporte, el que tuvo retuvo.
  • Sigue tu ritmo. A menudo, en la primera evaluación que nos escriben los jóvenes que enviamos a hacer prácticas en el extranjero suelen indicar que la principal dificultad es el idioma porque quisieran tener un nivel mejor para comunicarse dentro y fuera del trabajo. Ante esta dificultad les ayudo a darse cuenta de que ahora tienen la motivación por aprender y por comunicarse y les pido que se concentren no tanto en el nivel final que desean sino el nivel inicial con el que fueron y la progresión que ha habido desde entonces, la cual suele ser muy alta en muy poco tiempo.

Para finalizar, creo que si realmente quieres mejorar tu nivel o el de tus hijos debes planteártelo como objetivo y si hasta ahora no lo has conseguido, quizás sea el momento de hacer algo distinto para que el inglés deje de ser nuestra asignatura pendiente.

“El verdadero loco es quien hace la misma cosa una y otra vez esperando resultados diferentes”

Albert Einstein

Acerca de Elizabeth Adán

Coordinadora del Área Internacional de Inter Europa Rioja. Gestiona y coordina el programa de prácticas profesionales en el extranjero Proyecta T.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Ayúdanos a mejorar.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

3 Comentarios

  • Virginia dice:

    Bien desmenuzado el complejo tema del inglés…Menos mal que poco a poco estamos superando muchas barreras, pero es como un lastre que no hay manera de quitarse.
    Está claro que está es la generación del cambio (por fin) gracias a todos los recursos que tenemos. Pero aún así anda que no nos queda camino por recorrer…

    • Gracias por tu comentario Virginia. Como bien dices, es un tema complejo en el que hemos avanzado mucho. Hasta hace poco la sociedad lo justificaba y no nos alarmaba encontrarnos en un CV un nivel de inglés medio, cuando en realidad era muy básico. Últimamente a nivel político y social se está convirtiendo en un objetivo. Hay recursos pero no nos podemos relajar y espero que este post contribuya a ese cambio

  • Amparo dice:

    Pues sí, nuestra asignatura pendiente, en España tenemos expertos en doblaje, quizás seamos muy comodones a la hora de aprender porque todo aprendizaje requiere esfuerzo como tú lo indicas con la constancia y me incluyo en mi ignorancia del idioma, espero que las generaciones venideras nos superen ☺ buen artículo y buen final me gusta mucho tus referencias a frases célebres o dichos…

Deja un comentario