ha sido agregado a tu carrito.

 

Hace más de 15 años que entrevisto a jóvenes para realizar prácticas en otro país. Durante la entrevista, intento entender su perfil personal y educativo, experiencia así como sus aspiraciones profesionales para poder encontrar una empresa que se ajuste a las competencias que tiene en la actualidad y que estén encaminadas hacia el lugar al que quiere llegar. Por eso, les hago preguntas como ¿Qué estudios estás cursando o has realizado? ¿En qué sector o área te gustaría hacer las prácticas? y ¿Cuál sería tu trabajo ideal (alcanzable o no)?.

Cabe esperar que una persona que está estudiando Grado Superior de Educación Infantil quiera hacer las prácticas en algún tipo de centro de educación infantil y que el día de mañana quiera trabajar como educadora, maestra o incluso crear su propia guardería. Sin embargo, muchas veces encuentro a jóvenes que o bien jamás se han planteado lo que les gustaría ser y no saben ni qué contestar o bien están estudiando algo que no está en absoluto relacionado con lo que les gustaría llegar a ser.

Por poner un ejemplo, una chica a la que entrevisté estaba estudiando Administración y sin embargo cuando le pregunté por su trabajo ideal me dijo que su pasión era la música. Mi pregunta fue, entonces, ¿Por qué estudias Administración? y me dijo, porque tiene más salidas y mis padres me han motivado para estudiarlo para poder encontrar trabajo cuando acabe.

Esta chica retiró su candidatura del programa y supe al tiempo que había encontrado un trabajo en el sector y que a pesar de las buenas condiciones lo rechazó.

Este episodio me hizo reflexionar: Esta chica tenía perfectamente identificado su talento pero por una parte la sociedad y por otra sus propios padres, con la mejor de las intenciones, no le ayudaron a desarrollar su talento e interés. Probablemente detrás haya un miedo a que el hijo no acceda al mundo laboral, pero ¿es realmente una garantía para acceder al trabajo estudiar una de esas titulaciones “genéricas”?

Cuando estudiaba el último año de EGB, una profesora me dio uno de los mejores consejos de mi vida: Elizabeth, pon todo tu corazón en lo que te gusta. Si eres bueno en lo que haces destacarás y encontrarás tu camino.

Si pienso en mis compañeros de escuela e instituto me doy cuenta de que algunos de los que decidieron optar por esos caminos menos tradicionales como por ejemplo la música, el teatro, la pintura, en la actualidad se dedican a ello y están teniendo éxito profesional. Uno de ellos es director de una compañía de teatro, otros trabajan como actores de teatro, otra es una óptima restauradora de arte…Han logrado sus metas porque han sabido identificar su talento y lo han desarrollado con pasión, esfuerzo y han sabido aprovechar la oportunidad.

Creo que nuestra misión como padres es la de acompañar a nuestros hijos en ese camino y estar ahí apoyándoles cuando les vaya bien e incluso cuando tomen caminos que no entendamos. Ninguno de nosotros dispone de la capacidad de predecir el futuro así que realmente ¿Cómo podemos saber que el camino que nuestro hijo está emprendiendo es el equivocado? y si fuera así ¿Quiénes somos nosotros para privarle del derecho de vivir su propia vida y asumir la responsabilidad de sus actos?

Quizás conozcáis la historia de Steve Jobs, el fundador de Macintosh: De joven tuvo que abandonar por motivos económicos sus estudios en el Reed College. Sin embargo, su interés en aprender no desapareció y siguió acudiendo como oyente a la clase de caligrafía, que era una de las mejores del país. Si bien en aquel momento la formación sobre caligrafía no parecía tener ningún tipo de utilidad práctica, 10 años más tarde, esa formación encontró su aplicación: El primer ordenador Mac, que precisamente se diferenciaba del de Windows por sus bellas tipografías.

Por lo tanto, os animo no sólo a ayudar a que vuestros hijos identifiquen sus talentos sino también a que una vez identificados les permitáis desarrollarlos y no les cortéis las alas.

 

“Escoge un trabajo que te guste, y no tendrás que trabajar ni un sólo día de tu vida”.  Confucio

Elizabeth Adán

Acerca de Elizabeth Adán

Coordinadora del Área Internacional de Inter Europa Rioja. Gestiona y coordina el programa "Talent" para la identificación y desarrollo del talento de los niños y adolescentes.

Deja un comentario