En el campamento de inmersión lingüística de Austria un grupo reducido de españoles disfruta de 15 días con jóvenes de otros países. El entorno, los Alpes Austriacos, es un lugar incomparable en medio de la naturaleza. Un lugar donde pueden relajarse y desconectar para aprender mejor. Además el ambiente intercultural que se vive les hace conocer otras culturas y practicar inglés.