ha sido agregado a tu carrito.

Virginia hace un año tomó una de las decisiones más importantes de su vida, irse de Erasmus. Coger la maleta, dejar su lugar para descubirr otros, alejarse de sus amigos para acercarse a nuevas personas. Virignia tuvo la oprotunidad de realizar sus prácticas profesionales en Altamura, Italia. Esta es su historia:

“Me llamo Virginia, he realizado un Erasmus prácticas de tres meses en un centro para personas con diversidad funcional en Altamura, al sur de Italia.

Virginia Tejada

Antes de vivir esta experiencia era una persona llena de miedos, dudas, inseguridades y con una percepción sobre mi misma basada sobre todo en no verme capaz de muchas cosas. Siempre pensaba que otros lo harían mejor que yo. Estaba muy baja de ánimo e incluso había llegado a sentir que estaba fracasando, y que cada vez tenía menos tiempo para actuar y cambiar ese sentimiento. Todos mis amigos avanzaban y yo sentía que estaba estancada.

Casi sin pensarlo surgió la idea de realizar mis prácticas de Integración Social por medio de un Erasmus. Nunca antes había pensado en salir de España, seguramente porque me daba demasiado miedo salir de mi zona de confort, hacerlo sola y sumándole la dificultad de aprender un idioma nuevo, tema que siempre se me había dado muy mal. Pero era el momento de armarme de valor y lanzarme a vivir una nueva experiencia.

Después de haber realizado el Erasmus, sé que tomé la mejor decisión que podía tomar.

He aprovechado al máximo mis prácticas pero, esta experiencia me ha ayudado más personalmente que lo que he podido aprender profesionalmente, que tampoco es poco.

Virginia Tejada con otras compañeras de Erasmus

Me ha dado tiempo a pensar en mí, me ha hecho valorarme más, ha conseguido que vea en mí cualidades que antes ni me imaginaba que tenía o había dejado de ver. Con esta experiencia he vuelto a poder ser yo misma, me he vuelto a reencontrar y he vuelto a llenarme de energía y ganas de vivir. Siento que ha vuelto la mejor versión de mí.

Recomiendo vivir esta experiencia a todo el mundo y no solo porque aprendes otras formas de trabajar y de vivir, sino porque te ayuda muchísimo personalmente. Gracias a estos 3 meses de Erasmus he empezado a ver mi camino, un camino que me gusta y tengo ganas de vivir.”

Sara Virto

Acerca de Sara Virto

Deja un comentario