ha sido agregado a tu carrito.

Sonia, de unas buenas prácticas al empleo

Tres meses han pasado desde que Sonia, una joven de 21 años, comenzó sus prácticas profesionales en la cafetería del edificio Quintiliano de la Universidad de La Rioja.

Echando la vista atrás Sonia recuerda los nervios que tenía el primer día cuando entraba en el gran hall que alberga el edificio y al fondo se veía la entrada a la cafetería. Y como la calurosa bienvenida que Javi, su nuevo compañero y tutor de prácticas, le hizo sentirse tan acogida. Ciertamente es muy importante la primera imagen y que la persona que será referente en la empresa para los jóvenes con Discapacidad Intelectual trasmita esa seguridad, como bien lo hizo Javi.

Todos los trabajadores que han compartido estos dos meses de prácticas profesionales con Sonia, al igual que ella misma, se sienten muy orgullosos de ella porque coinciden en que le han notado una gran evolución personal y profesional: muestra mucha más seguridad en si misma a la hora de tomar la iniciativa para hacer una tarea, presta mucha más atención hacia los pequeños detalles, ha aumentado su nivel de tareas en la empresa ya que las que al comienzo le costaban más y ha mejorado muchísimo su ritmo de trabajo… En resumen, ha superado con creces su periodo de prácticas.

Todo este esfuerzo por superarse día tras día en su lugar de prácticas se ha visto recompensado con un CONTRATO LABORAL, Sonia ha pasado de las prácticas profesionales a una contratación como auxiliar de camarera, así pues durante este verano estará en el bar de las piscinas de Nájera (empresa gestionada por Javi, gestor de la cafetería de la Universidad) y a partir de septiembre la podréis ver cómo disfruta atendiendo las mesas de la Cafetería de la Universidad. Mi más profundo agradecimiento a Javi, por su compromiso, motivación e implicación en este proyecto desde el primer momento y por apostar por la inclusión laboral de Sonia.

Para terminar, me voy a tomar la libertad de parafrasear una frase del célebre poeta ruso Boris Leonidovich para explicar que “el trabajo siempre ayuda, y no es simplemente realizar lo que estás encargado o eres responsable de hacer, sino es descubrir la potencialidad que uno tiene dentro”. Ya que ese es el sentimiento que Sonia ha descubierto, está aprendido mucho de ella misma. Ha conseguido realizar tareas que al comienzo le costaban más, ha aprendido a tener responsabilidades, a trabajar en equipo y a llevar un ritmo de trabajo constante. Se ha demostrado a ella misma que si se lo propone, con constancia e interés es capaz de muchísimo.

 

Acerca de Gonzalo Marcos

Educador del proyecto CHAT de Inter Europa. Coordina y colabora como educador en campamentos internacionales. También es preparador laboral de personas con discapacidad intelectual.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Ayúdanos a mejorar.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario